Salome Allas Arquitecta
Inicio>Estudio>Cronología
Guardería-Escuela Infantil-Pasitos.
Escuela Infantil Guardería Pasitos 
fotos  planos
Ubicación:La Lastrilla- Segovia
Finalización: 01/09/2008
Cliente:Escuela Infantil Guardería Pasitos 

El Proyecto de la realización de una Escuela Infantil nos da la posibilidad de analizar la importancia de una guardería como primer lugar donde los niños se relacionarán con otros niños y de abrir un proceso de diseño de dichos espacios de modo que participen en el proceso de crecimiento de los niños y genere unos vínculos con los que éstos puedan identificarse, al margen de las distintas normativas de aplicación.

Se nos plantea un reto importante dados los fuertes condicionantes existentes:

Por una parte, el proyecto se sitúa en el bajo de un bloque de viviendas, ocupando toda su superficie en un espacio habilitado para uso de local comercial.

La configuración formal del mismo es bastante compleja, ya que los portales de acceso a las viviendas dotan al espacio interior de una irregularidad manifiesta, existiendo únicamente la posibilidad de iluminar y ventilar hacia la fachada principal y a patio obligando a generar recorridos serpenteantes de comunicación.

Por otra parte, se trata de una Escuela Infantil de gran tamaño, ya que incluye 7 aulas para niños de edades comprendidas entre 0 y 3 años, con requerimientos muy diferentes entre sí y sujeta a una normativa muy restrictiva en cuanto a superficies, materiales, ventilaciones, contaminaciones cruzadas, etc.

Ante dichos condicionantes y dado nuestro especial interés en el proceso investigativo, nuestra propuesta se centra en singularizar los espacios interiores mediante el uso de la luz, los colores, los revestimientos, se regularizan las discontinuidades existentes en el local y se establecen juegos de vacíos y llenos, de colores y de materiales que inviten a los niños a descubrir los distintos espacios y a vivir su crecimiento como una experiencia única.

La fachada del local constituye un elemento importante a considerar. Por una parte como elemento urbano, ya que se trata de un elemento de 30 m de longitud, y por otra para satisfacer las necesidades interiores. La solución adoptada consiste en generar un ritmo en cuadricula homogéneo y constante en fachada de este modo se resuelve la monotonía de la fachada exterior a la vez que se da una respuesta a la voluntad de generar grandes aberturas pensando en todas las variables alturas de visión a los ocupantes entre 0 y 3 años y los adultos.

Además, se provoca que el transeúnte participe de dicha estructura rítmica que pretende romper con la masiva agresividad del entorno.

En cuanto a la configuración espacial interior, se ha tenido muy en cuenta que el usuario final del proyecto es un niño, y por ello hemos tratado de potenciar las condiciones adecuadas para su desarrollo, generando espacios motivadores en los que el niño pueda establecer relaciones sencillas mediante el uso del color y los materiales. Así, cada edad se identifica con un color, de modo que la noción espacio temporal del niño y sus recuerdos van asociados a conceptos de fácil comprensión para él.